Cómo perder peso sin hacer dieta

como perder peso

Muchas personas optan por un método más cómodo para perder peso que ponerse a dieta: suplementos alimenticios o introducir una dieta sana y algo de ejercicio. Si quieres incrementar los resultados, te recomendamos que sigas esta serie de sencillos consejos que te traemos. Verás cómo no te cuesta nada incluirlos en tu rutina diaria y te ayudan a perder peso satisfactoriamente.

Incluso si sigues una dieta vegetariana, te vendrán muy bien:

Mastica mucho

Masticar mucho cada pedazo de alimento que nos llevamos a la boca contribuye a una buena digestión. Además, aporta una sensación de haber comido más, así que te sentirás más saciado con menos comida.

Sazona con picante

Consumir alimentos picantes te hará beber más agua entre comidas y que, por lo tanto, te llenes antes. Si tu plato es muy picante, además, dejarás de comer cuando ya no tengas hambre y evitarás obligarte a terminar el plato si ya no tienes apetito.

Ensalada como primer plato

Y no una ensalada cualquiera: una ensalada realmente grande y variada, que te sacie en gran medida y que te obligue a masticar mucho cada alimento. Así, cuando llegue el plato principal, no tendrás un hambre voraz y comerás realmente lo que necesites. Y esto no sirve sólo para adelgazar: es algo muy recomendable para cualquiera, dado que comer ensalada resulta muy sano y beneficioso.

Muévete mientras hables por teléfono

No uses el fijo; llama por el inalámbrico o por el móvil y camina mientras hables. Eso, sí: evita la cocina, o puede que termines cogiendo algo para picar sin siquiera darte cuenta.

Del mismo modo, cuando tengas ganas de comer algo sin tener hambre, llama por teléfono y ocupa tu boca en hablar con un ser querido en lugar de comiendo.

Apunta todo lo que comes

Esto te ayudará a controlar mejor lo que comes y el horario en que lo haces. No hace falta que seas exacto hasta la médula, pero unos datos aproximados te ayudarán a controlarte y mejorar tus hábitos.

Muévete siempre que tengas oportunidad

Camina en lugar de coger el autobús o el metro, si es posible. Evita las escaleras mecánicas y los ascensores: sube por las escaleras tradicionales, ya que será muy beneficioso a la hora de adelgazar y de ponerte en forma. Un truco: súbelas y bájalas dos veces.

Con estos consejos, te resultará realmente fácil perder peso sin apenas darte cuenta. Sin embargo, ten en cuenta que todo esto debe ir acompañado de una buena dieta, o estarás perdiendo el tiempo.