sim global

VENTAJAS DE USAR UNA TARJETA SIM GLOBAL

Los avances tecnológicos no dejan de introducir grandes cambios al mundo en que vivimos día tras día. Uno de los sectores que más se ha beneficiado de las últimas innovaciones es el de la telefonía móvil, siendo una de sus mayores aportaciones la tarjeta SIM (Subscriber Identity Module), un chip de memoria portátil que se usa en los teléfonos móviles para almacenar información.

Los cierto es que la mayoría de usuarios utilizan su tarjeta SIM sin conocer realmente cuáles son las ventajas que ésta les proporciona. Es gracias a estas tarjetas que se nos facilita el cambio de un dispositivo móvil a uno nuevo, sin perder la información que teníamos almacenada. La transferencia de datos de un teléfono a otro se realiza con tan sólo deslizar la tarjeta SIM del teléfono antiguo al nuevo. Aprovechando este funcionamiento, es útil tener en cuenta que, de acabarse la batería de nuestro teléfono y necesitar con urgencia poder tener disponible nuestro número, podemos disponer de él con tan sólo conseguir o pedir prestado otro teléfono y hacer el cambio de SIM.

El único inconveniente de estas tarjetas se da en el momento en que se quiere hacer uso de dos números diferentes con un mismo celular. Cada SIM contiene la información de un número de teléfono concreto, por lo que, si queremos usar dos en un mismo teléfono, tendremos que andar cambiando las tarjetas una y otra vez. Sin embargo, algunos teleoperadoras han solventado este problema, como FonYou, que ofrece números de teléfono virtuales sin tarjeta SIM que pueden vincularse a través de la gestión web a la SIM del primer número, para recibir todas las llamadas y mensajes en el mismo dispositivo y en todo momento.

 

Tarjetas SIM globales

Un gran avance en este campo fue la aparición de las tarjetas SIM globales o internacionales, que permitían al usuario seguir haciendo uso de su teléfono móvil a través de las fronteras manteniendo las llamadas y los SMS a precios razonables. En el pasado, cuando se viajaba a un país nuevo por un período mínimamente largo, era necesario hacerse con un SIM del propio país o con un teléfono nuevo para no provocar facturas desorbitadas. Pero con la adquisición de una tarjeta SIM internacional, la principal ventaja es poder mantener la propia tarjeta ahorrando mucho dinero en llamadas internacionales. Una excelente opción tanto para uso personal como empresarial.