educar perro

Trucos para educar a tu perro

Cuando adoptamos un cachorro, al principio todo parece amor y felicidad. Sin embargo, con el paso de los días, te das cuenta de que tienes una gran responsabilidad, que pasa no sólo por cuidar del perro, sino también, por educarle para que no te destroce la casa y para que no te deje en evidencia cuando vengan visitas o cuando salgas de paseo. Al fin y al cabo, se trata de tener una convivencia lo más agradable posible.

Hay personas que deciden comprar un collar de adiestramiento, por ejemplo, para evitar que el perro ladre. Sin embargo, preferimos enseñarte algunos trucos que te ayudarán a educarle sin necesidad de castigos que impliquen su dolor físico.

Premia en lugar de castigar

El refuerzo positivo es el mejor aliado que puedes tener. Consiste en premiar al perro con golosinas -por supuesto, orientadas al consumo canino- cuando su comportamiento es el adecuado, se muestra relajado y tranquilo, o bien, si responde correctamente a una orden. Así, asociará de manera positiva hacer una acción determinada.

Señales físicas y verbales que entienda

Cuando eduques a tu perro, deberías usar palabras y gestos concretos, que se acostumbre a escuchar y ver para poder entender exactamente qué significa. Así que es importante que éstos sean siempre los mismos, o el pobre terminará confundido y sin saber qué les estás pidiendo.

Educa a un perro sano

No sirve de nada entrenar a tu perro cuando está estresado o sufre de dolores musculares. Si se encuentra mal, responderá peor a una sesión de entrenamiento. En su lugar, acude a un veterinario o a un etólogo si crees que puede tener algún problema, para que pueda mejorar su calidad de vida y, muy pronto, entrenar contigo o realizar cualquier otro tipo de actividad.

Evita distracciones

El ruido de la calle o la presencia de otros perros pueden distraer a tu compañero peludo de lo realmente importante: el entrenamiento y las señales que estás intentando que interiorice. Si evitas todo esto, conseguirás que se concentre en lo que estás haciendo.

Estos sencillos trucos te resultarán muy útiles a la hora de conseguir que el perro entienda tus órdenes y las termine asimilando.