triunfar asesoria fiscal

Toma estas 5 decisiones para que tu empresa triunfe

La única receta mágica para que una empresa funcione y salga adelante es el esfuerzo; sin embargo, no siempre podemos abarcarlo todo de manera personal. Y como las cosas no vienen regaladas, te invitamos a que tomes estas 5 decisiones para que todo fluya como la seda en tu negocio.

1.-Somete las decisiones importantes al filtro del cliente

Puede que tu estés convencido de llevar a cabo ciertos cambios transcendentales en tu negocio, pero por muy buenas que sean tus intenciones, eso no quiere decir que vayan a cumplir tus expectativas. Por eso la mejor opción es preguntar directamente a tus clientes, ya que serán los verdaderos afectados. Por tanto, ya sabes, siempre pregúntate:

  •         ¿Aporta valor a mis clientes?
  •         ¿Van a estar dispuestos a pagar por ello?

Ya sabes, ellos te han escogido por alguna razón, ¿y si pierdes ese “algo y no lo sabes?

2.- Delega tareas en especialistas

Como emprendedor y gerente, hay muchos asuntos que requieren tu atención y supervisión. Pero claro, siempre llega el punto en el que o no tienes tiempo para todo o no tienes conocimiento sobre la materia. Es por eso que la mayoría de las empresas con un crecimiento sólido contratan los servicios de una asesoría fiscal, de un área de recursos humanos, externaliza su departamento de marketing, etc. Delega todo lo que te aparte de lo verdaderamente importante en tu empresa: tu producto o servicio.

3.-Planificar la gestión comercial

Depende del producto o servicio que quieras vender, puede que te encuentres con ciclos de venta muy cortos que te permitan cerrar acuerdos con gran rapidez; pero también puede que te muevas entre clientes de los que esperar sacar una inversión mucho mayor para tu empresa y que ello te suponga gestionar el departamento comercial a otro nivel.

4.-Busca empleados con alta motivación

Las empresas formadas por empleados interdiciplinados y con una jerarquía más horizontal son más exitosas. Su implicación y su visión a la hora de tomar decisiones importantes es más eficaz y el abanico de posibles soluciones más amplio y creativo.

5.-¿Proyección futura?

Has tenido un año bueno. Y el siguiente también. Has duplicado tu facturación, ¿y ya está? ¿Quién te garantiza que este crecimiento se va a mantener en el tiempo? Para que no te lleves un chasco que pueda echar al traste el trabajo de muchos años, es vital que prestes atención a las señales internas, como son los márgenes brutos, el endeudamiento o la ratio del circulante deberían ser tres variables muy tenidas en cuenta para adelantarse a lo que se avecina.