blefaroplastia

¿Quién se puede hacer una blefaroplastia?

Al igual que con toda cirugía estética, es importante que los pacientes que buscan hacerse una blefaroplastia en Madrid, o en cualquier otra ciudad, tengan una excelente salud física y tengan expectativas realistas en cuanto a los resultados de la cirugía. Los factores que comúnmente se ponderan al determinar la candidatura de un paciente para la blefaroplastia incluyen la edad, el tipo de piel y el origen étnico, así como el grado en que se obstruye la visión para aquellos que están investigando el procedimiento con fines médicos en lugar de cosméticos.

Los pacientes que padecen problemas circulatorios u oftalmológicos, enfermedades cardíacas, diabetes, ojos secos, problemas de tiroides u otros problemas de salud deben informar a sus médicos de antemano, ya que estos problemas podrían agravarse con el procedimiento de la blefaroplastia.

Además, los pacientes deben estar dispuestos a comprometerse a seguir todas las instrucciones quirúrgicas postoperatorias, que pueden incluir la limpieza diaria del área de los ojos durante los tres a cinco días hasta que se eliminen los puntos permanentes. También se deben evitar las actividades físicas y ciertos ambientes secos en las semanas posteriores a la cirugía. Los pacientes que no pueden cumplir con los requisitos anteriores generalmente no se consideran buenos candidatos para la blefaroplastia.

¿Cuáles son los beneficios de la blefaroplastia?

Someterse a la blefaroplastia beneficia a los pacientes al eliminar el exceso de piel y grasa debajo de los ojos para revelar una apariencia más juvenil y tensa. Debido a que el procedimiento en sí es relativamente corto (generalmente dura entre una y tres horas) y los pacientes son sometidos a anestesia local, se considera una solución relativamente rápida y fácil para un problema que afecta a millones de personas adultas.

Además de los beneficios obvios de mejorar la apariencia general de los ojos, los que se han sometido a una blefaroplastia dicen que el procedimiento ha cambiado la manera en que se sienten sobre sí mismos y han mejorado la autoestima y los problemas de confianza.

Para quienes se someten a la cirugía debido a preocupaciones médicas, la blefaroplastia puede mejorar en gran medida la visión del paciente y restaurar la visión periférica que se oscureció por los párpados caídos.

 

Deja un comentario