sello-ofi-empresa

Qué datos deben tener los sellos para empresas

Toda empresa, ya sea grande, pequeña, o incluso si estás trabajando como autónomo, necesita contar con sellos para empresas con los que marcar nuestros documentos. Sin embargo, ¿conoces todos los datos que deberían incluir?

Logotipo

La pregunta sobre si incluir o no el logotipo de empresa es muy común. Pero no le des más vueltas de las necesarias: esto depende, siempre, de los gustos de cada uno. Podemos ser más prácticos e incluirlo, únicamente, en los sellos para empresas que vayamos e emplear en documentación dirigida a clientes o proveedores.

Imagina que tienes que sellar un talón que vas a entregar al banco; aquí, el logotipo es totalmente innecesario, y seguro que el sello será demasiado grande para esto.

Por el contrario, si vas a presentarte ante un cliente potencial, sí te conviene incluir el sello con el logo en los documentos que entregues, ya que esta imagen nos representa, a nosotros como imagen de marca, y a la actividad que realizamos. Además, el resultado será mucho más personalizado y llamativo que si sólo utilizamos un sello con letras y números.

Documentación: Contratos, nóminas, presupuestos…

…o papeles oficiales de Hacienda o Seguridad Social, por mencionar algunos. En este tipo de casos, lo mejor es que los sellos para oficinas presenten los siguientes datos:

  1. Razón social o nombre de autónomo
  2. Número CIF/NIF con letra
  3. Dirección fiscal o dirección social, dependiendo del caso

En caso de que debas añadir datos de contacto para que el receptor de los documentos cuente con una clara vía de comunicación con nosotros, recomendamos que el sello incluya los siguientes datos:

  1. Razón social o nombre de autónomo
  2. Número CIF/NIF con letra
  3. Dirección completa
  4. Número de teléfono y/o e-mail
  5. Dirección de página web

Si, en su lugar, el sello tan sólo se va a emplear para confirmar la recepción de una mercancía, bastará con que incluya:

  1. Logotipo (en este caso, ¡sí!, aunque no es obligatorio)
  2. Nombre comercial o razón social
  3. Dirección completa
  4. Teléfono/s de contacto
  5. Dirección de e-mail
  6. Dirección de página web

Como ves, realmente no se trata de algo difícil de elegir. Sólo tienes que sentarte a aclarar tus ideas y pensar en ahorrar costes y trabajo.

Deja un comentario