Browse Month: julio 2018

alimentos

Alimentos que previenen enfermedades ginecológicas

Como dice el refrán, la alimentación dietética es mejor que la nutrición medicinal. Los nutricionistas que atienden en las urgencias ginecológicas de Barcelona señalan que una alimentación adecuada y una dieta equilibrada pueden ayudar a las mujeres a prevenir buena parte de las enfermedades ginecológicas. En este artículo te contamos qué alimentos no pueden faltar en tu menú semanal si quieres cuidar tu salud.

Anemia – comida rica en hierro

Cerca del 30% de mujeres que sufren de anemia leve lo hacen por deficiencia de hierro debido a la pérdida periódica de sangre y al parto. La anemia a largo plazo conduce fácilmente a la disminución de la función del ovario, que ejerce un efecto adverso en la salud de las mujeres.

Por lo tanto, es una parte indispensable de la vida de las mujeres enriquecer su sangre con hierro. Se recomienda para ello alimentos como el hígado de los animales, la carne magra y las espinacas, ya que no solo contienen abundante hierro, sino que el cuerpo los absorbe fácilmente. Los expertos médicos sugirieron que las mujeres deben evitar beber té o café fuerte ya que inhiben la absorción de hierro.

Malestar menstrual – leche caliente con miel

Como

La inseminación artificial como una opción reproductiva

La incapacidad de tener hijos y los problemas de infertilidad pueden ser un gran desafío para muchas parejas. La inseminación artificial es una buena alternativa para las parejas que intentan tener hijos, pero no pueden concebir naturalmente.

Desde que el primer tratamiento de FIV se llevó a cabo con éxito en 1981, las parejas que no pueden tener hijos de forma natural han encontrado una nueva vía de esperanza y socorro, por lo que el procedimiento de inseminación artificial es una posible solución a sus problemas.

¿Qué es la inseminación artificial?

La inseminación artificial se puede definir como un proceso de colocación de espermatozoides directamente en el canal del cuello uterino o en el tracto reproductivo femenino durante la ovulación sin tener necesariamente relaciones sexuales.

El semen se lava en el laboratorio para eliminar compuestos químicos nocivos y, por lo tanto, ayuda a la fertilización rápida. Para resolver los problemas de infertilidad, es necesario realizar una prueba médica y consultar con un ginecólogo para determinar si la inseminación artificial se puede utilizar para tratar el problema de la infertilidad.

Una vez que se realiza la prueba, los médicos pueden recomendar qué método de inseminación artificial se puede utilizar. Existen tres