Browse Month: septiembre 2017

silla ruedas deportivas gruas para enfermos

¿Qué sabes sobre las sillas de ruedas deportivas?

Hay enfermedades que pueden hacer que una persona termine necesitando buscar un alquiler grúas para enfermos, o una silla de ruedas. Pero, en estos casos, no siempre significa que la movilidad y el deporte se hayan acabado.

Las sillas de ruedas deportivas son dispositivos increíbles que dan libertad a la movilidad de las personas que podrían no ser físicamente capaces de practicar deportes. Se construyen especialmente para deportes individuales y se adaptan a las especificaciones exactas para que se ajusten perfectamente al atleta.

Una silla de ruedas deportiva es ligera, pero está construida de tal manera que permite al atleta una excelente movilidad, estabilidad, radio de giro y capacidad de respuesta. De hecho, algunos atletas utilizan su silla de ruedas de deporte a diario, por lo fáciles de maniobrar y transportar que son.
Por lo general, hay tres estilos de sillas de ruedas deportivas:

Para correr

Se construyen para la velocidad, por lo que son muy ligeras. Una silla de ruedas de carreras puede ser decorada con pintura y emblemas para parecerse a un coche de carreras. Algunas sillas de este tipo se pueden equipar con un marco de asiento de titanio para reducir el peso total de la

pexels-photo-346796

¿Debería aprender inglés británico o americano?

Hace ya varias generaciones que tienen el inglés como asignatura obligatoria en sus estudios. Algo muy lógico, teniendo en cuenta la gran influencia de este idioma en la era moderna. Sin embargo, pese a que EEUU es el país de habla anglosajona con más poder, el inglés que se imparte en las aulas es el británico, considerado el “estándar” y más “puro”.

Por supuesto, si has estado en cursos de inglés en el extranjero, el dialecto impartido será, muy probablemente, el del propio país de destino. ¿Qué te podemos decir? Lo cierto es que depende de ti si quieres aprender inglés británico, americano, o si te interesa conocer las diferencias con el australiano.

Expertos de Cambridge English han tenido en cuenta esto y lo han estudiado desde distintos puntos de vista y herramientas que contribuyen a facilitar el aprendizaje. Asimismo, también han analizado el uso del vocabulario, de la ortografía, de los distintos acentos, etc., a la hora de usar esta lengua en cualquier parte del mundo.

La ortografía

En muchas ocasiones, el inglés británico y el americano tienen normas de ortografía distintas para las mismas palabras. Por ejemplo, en “practise” y “practize”, “color” y “colour”, “organise” y “organize”.